Creditocajero: Mini creditos por 300 euros, rápido y online.

Creditocajero se encarga de ofrecer a sus clientes mini créditos de fácil solicitud y de forma online. La forma de pedir este dinero rápido es muy sencilla ya que apenas se necesita documentación y papeleo.

Es una de las numerosas empresas asociadas a AEMIP, lo que la otorga un plus de confianza al comprometerse con el código de buenas prácticas de la asociación.

 El dinero máximo que podremos solicitar con la compañía es de 300 euros, tanto para clientes habituales como para los nuevos.

 

Antes de realizar la solicitud podremos acudir a su página web donde se encuentra un simulador que nos servirá para calcular los intereses según el dinero y plazo escogido de una manera sencilla y rápida. (Como ejemplo para un prestamos de 300 euros a devolver en 31 días, la cantidad que tendríamos que devolver seria de 408.81 euros, esto es, 108.81 en concepto de honorarios, la Tasa Anual Equivalente sería de 3723.4%). Después de calcular los intereses y estar de acuerdo con lo que nos ofrece la entidad deberemos rellenar un formulario con nuestros datos personales y bancarios y enviar esta información a la compañía. En este momento será esta la encargada de aceptar o rechazar nuestra solicitud, y en el caso de ser aprobada recibiremos el dinero en un plazo máximo de 10 minutos.

 

Requisitos para poder pedir un préstamo en Creditocajero.

  • Persona física mayor de 18 años, por lo tanto no admite empresas.
  • Residir en España habitualmente y tener nacionalidad española.
  • Tener ingresos demostrables.
  • No es necesario disponer de nómina o sin aval.
  • No acepta clientes registrados en listas de morosidad como ASNEF. Queremos aclarar que

Creditocajero colabora con Equifax, como nos informan desde su web, y según explican, Asnef es un listado de morosidad de carácter privado gestionado por Equifax consultado por bancos y diversas empresas para evaluar la solvencia de sus futuros clientes, por lo tanto estar registrado no es una condición excluyente sino meramente informativa, desde Creditocajero también nos indican que de ser denegada la solicitud, se pondrán en contacto con nosotros para ofrecernos otras alternativas de financiación si existieran.

 

Podremos escoger el plazo deseado siempre que oscile entre 5 y 31 días y en el caso de que no podamos devolver el dinero en el plazo escogido, tendremos la posibilidad de extender el plazo unos días más. Si optamos por la prórroga deberemos solicitarla antes del vencimiento inicial de nuestro crédito y estar informados de que si optamos por esta solución, nos cobrarán unos honorarios por la ampliación del préstamo, será necesario avisar a la compañía antes del vencimiento y con un máximo de hasta 4 días después del vencimiento para poder acogernos a su política de prórrogas, para solicitarla deberemos ir a nuestra área personal disponible en la web de Creditocajero y con nuestro número de préstamo rellenar los datos que nos piden, en menos de 10 minutos sabremos si nos la conceden. Tendremos que tener en cuenta que en el caso de no abonar el dinero en el día acordado la compañía  y habiendo agotado todos los plazos posibles, podrán registrarnos en alguna lista de morosidad, lo que nos podría dificultar el crédito en el futuro.

Los gastos en este caso por mora que nos aplicarían serían de 1.00% diario sobre el importe que tuviéramos impagado y una comisión de hasta 35 euros por cada  reclamación que se nos realice.

Es por esto que desde aquí recomendamos  usar sus productos con responsabilidad y saber de antemano si se pueden devolver en los plazos estipulados para evitar un sobreendeudamiento.

 

Para devolver el préstamo podremos hacerlo de dos formas. La primera es a través de la banca online en Banco Santander, BBVA, ING Direct, La Caixa, Bankia, Bankinter, Banco Popular, Banco Pastor o Sabadell. Si no disponemos de banca online podremos hacer una transferencia o ingreso en los bancos mencionados anteriormente.

Podemos contactar con la compañía las 24 horas del día y los 365 días del año si tenemos alguna duda  relacionada con la gestión de sus productos.